EL VERDADERO AMOR NO NECESITA SER ATRAPADO.

La buena comida no atrapa hombres, sino, todas las chefs estarían casadas. Los hijos no atrapan hombres, sino ninguno se hubiera ido. La brujería no atrapa hombres, sino estarían las tiendas llenas de velas y ramas. El físico no atrapa hombres, sino no serían infieles con mujeres menos agraciadas que su misma pareja. El verdaderoSigue leyendo “EL VERDADERO AMOR NO NECESITA SER ATRAPADO.”