Aprendamos de nuestros hijos, Mejorando tu vida, Motivacion, Oreintacion Padres con hijos Síndrome Down, Para saber sobre psicologia, Reflexiones, Relajacion, Sexualidad, Terapia de Pareja, Terapia Individual

Facebook !!

https://www.facebook.com/amorenequilibrio?ref=tn_tnmn

Mejorando tu vida, Motivacion, Para saber sobre psicologia, Reflexiones, Sexualidad, Terapia de Pareja, Terapia Individual

El Enamoramiento !!

El Enamoramiento !!

enamoramientoApreciaciones acerca del enamoramiento, los amantes y el amor. Como un sentimiento que nace espontáneamente y con gran intensidad, es definido el enamoramiento. Esta “extraña sensación” como la llaman algunos, se mantiene durante un tiempo y luego disminuye. En unos casos desaparece y en otros se transforma en amor.

Para que dos personas se enamoren deben darse ciertas circunstancias como la atracción física, que se complementen intelectualmente, cierto grado de intimidad emocional entre ambos, acercamiento, deseo de estar juntos entre otras. Sin embargo, se dan casos en que no necesariamente se cumplen estas condiciones y las personas, de todas maneras se enamoran.

El enamoramiento es una experiencia afectiva muy intensa que lleva a las personas a involucrarse de manera profunda entre ellas y generalmente se le atribuye a la etapa de la adolescencia. Pero, algunas personas repiten este mismo patrón de conducta durante el resto de su vida. Todos los pensamientos e ideas que se tienen del otro, son positivos, irracionales e idealizados.

De manera general y en su primera fase, el amor se manifiesta como una atracción que reúne una serie de características en las cuales, intervienen cambios químicos que provocan las típicas emociones del enamoramiento. Es en este momento, cuando cada uno comienza a hacerse un arquetipo de la persona que al otro le debe gustar y comienza a “venderse” como no es, tratando de parecerse a ese arquetipo.

Si después de un tiempo ambos deciden vivir juntos, cada uno bajará la guardia y comenzarán a mostrarse tal cual y como son. Es aquí entonces cuando comienzan los conflictos.

También, ambos miembros de la pareja, se muestran tolerantes en extremo para de esta manera, poder mantener la intensidad del enamoramiento. A cualquier inconveniente, por muy grave que este sea, no se le da importancia pues lo que priva es el deseo de estar enamorado y querer al otro. Se experimenta una especie de sentido de protección, basado en la profunda convicción de “creer saber” qué es lo mejor para el otro.

Quienes se encuentran en el período de enamoramiento -que generalmente es al inicio de la relación-, se plantean ideales que con el tiempo son imposibles de lograr, porque comienzan a imaginarse una serie de situaciones con su pareja, que no pasan de ser simples ideales.

“Seremos el uno para el otro”, “no importa, ella cambiará gracias a mi amor”, “los dos seremos uno solo” y así, una gran cantidad de pensamientos pasan por la mente de cada persona, que luego, al enfrentarse a la realidad, ninguno puede llevar a cabo.

Estas ideas, si bien llevan consigo la necesidad -muy altruista, por cierto- de tener una relación romántica perfecta, lo único que muestra es que existen aspectos de la personalidad del otro que no nos satisfacen, pero que no expresamos o discutimos de manera asertiva y concertada con la pareja, pues así, estaríamos rompiendo el “encantamiento”.

Algunos dicen: “Ya habrá tiempo para resolver los problemas” mientras que en su interior, sienten insatisfacción por los defectos o cualidades negativas de la persona amada. En este tipo de actuación, está latente el deseo interior de que con el tiempo y el amor se modifiquen las conductas de nuestra pareja que en la actualidad no nos gustan.

No queremos expresar con esto que el enamoramiento sea malo. Por el contrario, esta actitud favorece  y facilita la formación de la pareja. Tanto los hombres como las mujeres sienten impulsos que emiten señales inconscientes -gestos, miradas, sonrisas, etc.- que provocan reacciones instantáneas en ambos. Es lo que se define como química del amor. Lo que no debemos establecer es una relación de enamoramiento enfermizo que nos lleve en un futuro a tener conflictos, que nos pueden llevar, no sólo a una separación inminente de la persona que amamos, sino también a desconocer lo importante de una relación menos intensa pero más profunda y estable basada en el amor.
LA IMPORTANCIA DEL NOVIAZGO

Una vez que las personas deciden formar pareja para toda la vida, inician la etapa del noviazgo, que no es más que una prueba en la que miden cuán compatibles o no son, cuales son las diferencia o las semejanzas que unen a ambas personas, entre otras cosas. Inclusive se miden hasta los grados de complementariedad de las familias de ambos, por aquello de que al casarse con su pareja, lo hacen también con su familia.

En este período, los novios manifiestan intereses comunes y se hacen expectativas para el futuro y aun cuando no se establece cuál es el tiempo adecuado para mantener un noviazgo, se ha determinado que los matrimonios cuya pareja tuvo un tiempo de noviazgo corto, tienden más al fracaso. No así los matrimonios en los que la pareja tuvo más tiempo para conocerse en la etapa de novios. Sin embargo, lo importante en esta etapa, no es solamente querer a la persona sino mantener con ella un elevado nivel de comunicación que nos permita saber quien es ella y si se adecua a lo que nosotros queremos y necesitamos como pareja.

Elegir a una persona y hacer una vida en común es una de las decisiones más trascendentes en la vida de todos. Es por ello que, si bien nos enamoramos y queremos a nuestra pareja, también debemos racionalizar si se ajusta a lo que nosotros queremos y nos hemos planteado acerca de cómo debe ser la persona que nos acompañe en la ardua tarea de consolidar una familia.
LOS AMANTES

Este es un tema del que las personas poco hablan. Dicho de otra manera, prefieren no hablar.

Por lo general, la relación de amantes es poco aceptada socialmente, pues la misma trae consigo el entorpecimiento de las buenas relaciones entre una pareja, la ruptura de ésta y en el peor de los casos, la disolución de una familia.

Sin embargo, es preferible no hacer juicios acerca de por qué una persona decide tener un amante o ser amante de alguien.

Por lo general, las personas se entusiasman con aquel o aquella que después será su amante. Es preciso resaltar que pocas veces, este entusiasmo es amor Muchas veces es enamoramiento pues idealizamos y exaltamos en el o la amante cualidades que creemos no tiene o perdió nuestra pareja. Generalmente, en el plano emocional y sentimental, se pierde más de lo que se gana en una relación de este tipo. Por ejemplo, compartir espacios con el o la amante es muy limitado por lo que llegar a tener una relación comprometida es difícil. A algunos les da resultados, pero después de haber pagado un alto precio. Compartir momentos importantes es difícil lo que va cargando de frustración a quienes se involucran en esta relación. Una vez que se da y aun cuando es muy placentera, resulta muy doloroso el término de la misma.

Existe una confusión tal de sentimientos en ambos que complica la situación de ruptura entre los amantes. Se autocuestionan por el engaño del que es producto su pareja formal pero al mismo tiempo la culpabilizan, tratando así de justificar su “segundo frente”.

Viven una vida complicada tratando de cumplir con todo el mundo: la pareja, los hijos, el o la amante. Restan tiempo productivo al trabajo para poder estar con la persona que consideran es el refugio y apoyo para todos sus problemas.

En el plano familiar, generan un ambiente adverso debido a que maximizan los defectos de su pareja y minimizan sus virtudes, recriminándoles siempre por cualquier tontería y creando así un clima de incomunicación.

Las causas que llevan a una persona a la búsqueda de una relación  diferente a la formal, pudieran ser muchas. Pero la principal es la incomunicación. No son pocas las parejas que comienzan a manifestar insatisfacciones, no sólo en el plano sexual sino en el plano general de la relación.

Esto se debe a que cuando decidimos formar una pareja, nos imaginamos interactuando con ella de una forma determinada, por lo que cargamos nuestra relación con una serie de expectativas que después no se cumplen. Al no cumplirse, nos llenamos de frustración y comenzamos el juego de buscar en otras personas lo que supuestamente nuestra pareja no nos da.

Decimos supuestamente, porque en la mayoría de los casos son situaciones imaginadas por nosotros mismos y no circunstancias reales,  las que nos llevan a cometer errores en la relación con nuestra pareja.

Es por ello que, se hace necesario el conocimiento profundo de la persona con la que decidimos unirnos y no el planteamiento imaginario de situaciones que sólo están en nuestra cabeza.

Si la necesidad de realizar lo que nosotros creemos debe ser una relación es imperiosa, tenemos entonces que conversar con nuestra pareja. Sin embargo, debemos tomar en cuenta que cuando dos deciden tener vida en común, se unen con sus defectos, virtudes, cualidades y costumbres y no podemos trabajar jamás en función de cambiar al otro. Dejemos de exigir que las cosas sean como nos las hemos imaginado. La fantasía es una cosa y la realidad es otra. Ambos deben lograr acuerdos para que las cosas fluyan en un ambiente donde los dos se sientan satisfechos. De esta manera estaremos respetando nuestra relación, a nuestra pareja y evitamos  buscar en otros “lo que no conseguimos en nuestra pareja”. Al final, tampoco estamos seguros de que otros nos puedan dar lo que imaginariamente estamos necesitando. Démosle sentido a la comunicación, el respeto mutuo y el verdadero amor.

Mejorando tu vida, Para saber sobre psicologia

Las 5 etapas del Duelo (según la Dra. E. Kubler Ross)

duelo1) Negación y aislamiento: la negación nos permite amortiguar el dolor ante una noticia inesperada e impresionante; permite recobrarse. Es una defensa provisoria y pronto será sustituida por una aceptación parcial: “no podemos mirar al sol todo el tiempo”.

2) Ira: la negación es sustituida por la rabia, la envidia y el resentimiento; surgen todos los por qué. Es una fase difícil de afrontar para los padres y todos los que los rodean; esto se debe a que la ira se desplaza en todas direcciones, aún injustamente. Suelen quejarse por todo; todo les viene mal y es criticable. Luego pueden responder con dolor y lágrimas, culpa o vergüenza. La familia y quienes los rodean no deben tomar esta ira como algo personal para no reaccionar en consecuencia con más ira, lo que fomentará la conducta hostil del doliente.

3) Negociación: ante la dificultad de afrontar la difícil realidad, mas el enojo con la gente y con Dios, surge la fase de intentar llegar a un acuerdo para intentar superar la traumática vivencia.

4) Depresión: cuando no se puede seguir negando la persona se debilita, adelgaza, aparecen otros síntomas y se verá invadida por una profunda tristeza. Es un estado, en general, temporario y preparatorio para la aceptación de la realidad en el que es contraproducente intentar animar al doliente y sugerirle mirar las cosas por el lado positivo: esto es, a menudo, una expresión de las propias necesidades, que son ajenas al doliente. Esto significaría que no debería pensar en su duelo y sería absurdo decirle que no esté triste. Si se le permite expresar su dolor, le será más fácil la aceptación final y estará agradecido de que se lo acepte sin decirle constantemente que no esté triste. Es una etapa en la que se necesita mucha comunicación verbal, se tiene mucho para compartir. Tal vez se transmite más acariciando la mano o simplemente permaneciendo en silencio a su lado. Son momentos en los que la excesiva intervención de los que lo rodean para animarlo, le dificultarán su proceso de duelo. Una de las cosas que causan mayor turbación en los padres es la discrepancia entre sus deseos y disposición y lo que esperan de ellos quienes los rodean.

5) Aceptación: quien ha pasado por las etapas anteriores en las que pudo expresar sus sentimientos -su envidia por los que no sufren este dolor, la ira, la bronca por la pérdida del hijo y la depresión- contemplará el próximo devenir con más tranquilidad. No hay que confundirse y creer que la aceptación es una etapa feliz: en un principio está casi desprovista de sentimientos. Comienza a sentirse una cierta paz, se puede estar bien solo o acompañado, no se tiene tanta necesidad de hablar del propio dolor… la vida se va imponiendo.

Esperanza: es la que sostiene y da fortaleza al pensar que se puede estar mejor y se puede promover el deseo de que todo este dolor tenga algún sentido; permite poder sentir que la vida aún espera algo importante y trascendente de cada uno. Buscar y encontrar una misión que cumplir es un gran estímulo que alimenta la esperanza.

Aprendamos de nuestros hijos, Para saber sobre psicologia, Sin categoría

Estrés en el adolescente !!

Diapositiva1Muchos estudios psicológicos, mencionan que  la transición desde la infancia al ser adulto es muy complicado. Sobre todo porque empiezan a vivir situaciones propias de una persona mayor, sin tener todavía los recursos necesarios para superarlas con éxito.

¿ Que es el Estrés a nivel físico ?

El hipotálamo envía señales a las glandulas adrenales para que produzcan más adrenalina y cortisol y envíen estas hormonas al torrente circulatorio. Estas hormonas aumentan la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria, la presión arterial y el metabolismo. Los vasos sanguíneos se ensanchan para permitir una mayor circulación sanguínea hacia los músculos, poniéndolos en alerta. Las pupilas se dilatan para mejorar la visión. El hígado libera parte de la glucosa almacenada para aumentar la energía del cuerpo. Todos estos cambios físicos preparan a la persona para reaccionar rápidamente y eficazmente cuando siente tensión emocional.

Cuando funciona como es debido, esta reacción es la mejor forma para que la persona funcione bajo presión. Pero la respuesta al estrés también puede causar problemas cuando es extrema.

Factor importante del estrés

Un estudio llevado a cabo por un grupo de científicos de la Universidad de Michigan Ann Arbor, una tercera parte de los adolescentes experimentan estrés motivado por “las enormes expectativas de sus padres y la sociedad” y dos tercios experimentan síntomas del estrés al menos una vez a la semana.

Situaciones agobiantes si continúan por largo tiempo:

►Ser víctima de intimidación o estar expuesto a violencia.

►Tristeza ocasionada por un corazón roto.

►Conflictos familiares.

►Conflictos en la escuela por falta de atención.

►Sobre carga de actividades.

Síntomas

►Ansiedad o ataques de pánico.

►Presión, irritabilidad y melancolía.

►Dolores de cabeza.

►Problemas estomacales.

►Problemas de sueño.

►Beber o comer en exceso.

►Fumar.

►Uso de drogas.

Mantén el estrés bajo control

►No te sobrecargues con actividades.

►Se realista.

►Duerme bien.

►Aprende a relajarte.

►Cuida tu cuerpo (ejercicio, alimentos).

►Cuida tus pensamientos (siempre positivos).

Es importante que como padres participemos en las actividades, situaciones y vida cotidiana de nuestros hijos, enseñándoles que cada cosa tiene solución y si en su defecto no la tuviera; no pasa nada la perciban como aprendizaje, como lección de vida y sigan adelante con sus sueños de una manera tranquila. Ya que con estresarse no solucionaran nada.

En ocasiones los hijos se acercan a los padres buscando una palabra de consuelo o simplemente ser escuchados y los padres estamos tan metidos en nuestros problemas que no escuchamos. Pon atención a cualquier señal de tu hijo tal vez para ti esa situación que presenta tu hijo no tenga importancia pero recuerda que para el si. No quieras poner atención cuando ya sea demasiado tarde.

Psic. Graciela Hernandez

Para saber sobre psicologia

¿Que son los Mecanismos de defenza?

defenzaProceso mediante el cual la persona se protege psicológicamente de aquello que vive como una amenaza. Se caracteriza por ser un proceso inconsciente y por influir en la percepción de la realidad.

Los mecanismos de defensa son procesos inconscientes que nuestra mente dispara sin avisar, cuando una situación nos desborda. Si bien es posible reconocerlos y analizarlos, probablemente no advirtamos su presencia en el preciso momento en que se ponen en funcionamiento. Además, como se relacionan y se complementan, suelen aparecer unidos.

• Tienen una ventaja: nos defienden de lo que no podemos tolerar.

• Y una desventaja: pueden afectar nuestra impresión de la realidad.

CUÁNDO SE PONEN EN FUNCIONAMIENTO

• Se activan cuando sentimos angustia.

El sistema nervioso distingue nuestros sentimientos a través de receptores que viajan por todo el cuerpo y que se ocupan de informar nuestras sensaciones al cerebro. Cuando una sensación negativa es informada, la mente intenta eliminarla y nos hace reaccionar en consecuencia. Es su manera de defenderse frente al dolor.

• También cuando las presiones nos superan.

Las presiones provocan estados de gran ansiedad que se transitan con mucho esfuerzo. Para aliviar la tensión, se adoptan actitudes que pueden negar o falsear la realidad sin que nos demos cuenta. Son medidas que se toman inconscientemente.

• Se construyen a medida.

En nuestra manera de defendernos, hay una huella de nuestros padres, ya que tendemos a copiar sus procedimientos. Sin embargo, la forma en que se manifiesten nuestros propios mecanismos de defensa va a depender principalmente de las experiencias vividas. La propia infancia, el modo en que fuimos criados, los hechos que sentimos con mayor impacto y las personas que nos son significativas definen nuestra personalidad y también el modo en que el inconsciente va a movilizarse a través de los mecanismos de defensa, como una barrera frente al peligro.

• Influyen en nuestras decisiones.

A veces, lo que nos gusta hacer no coincide con nuestros patrones de conducta ni con lo que creemos que debemos hacer.  A medida que pasan los años -y las situaciones vividas- se van tejiendo en el inconsciente un conjunto de estrategias que se debaten entre el deber y el placer estableciendo lo que conscientemente podemos discernir de una situación en particular. Este tironeo -entre lo que queremos y lo que debemos- determina nuestra visión de los hechos e interviene en las decisiones que tomamos. Frente a una situación adversa, esta estrategia entra en funcionamiento y prepara un mecanismo de defensa que sirve de escudo.

• Funcionan como intermediarios de nuestras relaciones.

En más de una oportunidad, los deseos que se tienen son contrarios a los que la cultura o el medio impone. Los mecanismos de defensa nos ayudan a relacionarnos más equilibradamente con lo que nos rodea y con nosotros mismos. Intentan nivelar el desfasaje entre lo que se desea y lo que el medio dispone.

Los mecanismos de defensa más importantes

• Identificación: es una forma de enlace afectivo por el que se asumen características ajenas como propias. La identificación puede realizarse tanto con personas como con cosas. Puede influir en la forma de hablar de una persona, en las cosas que usa, lo que come, la ropa que viste o el peinado. Ejemplo: un joven que, al sentir admiración por Elvis Presley, se viste y se peina como él.

• Aislamiento: se aísla un proceder o pensamiento para que rompa sus conexiones afectivas con el conjunto de experiencias vividas. Aparece separado aquello que, en realidad, está unido. Surge ante experiencias frustrantes u ofensivas.

• Represión: mediante un esfuerzo continuo y permanente se anula un deseo hasta tal punto que se actúa como si no existiera. Aparece como defensa ante los recuerdos tormentosos o cuando se quieren evitar deseos peligrosos. Representa un constante gasto de energía.

• Formación reactiva: se actúa en forma opuesta a la deseada para evitar que salgan a la luz los verdaderos deseos. Muchas veces, esconde, tras una conducta ejemplar, una personalidad agresiva o moralmente inaceptable. Surge como defensa cuando una emoción se considera amenazante para uno mismo.

• Proyección: se deposita en otra persona aquello que se rechaza de uno mismo o se le atribuyen al otro los deseos que no se quieren reconocer como propios. Es una reacción que aparece en discusiones, cuando se hacen acusaciones o se le reprochan, a los demás, cuestiones que, en verdad, nos pertenecen.

• Negación: se niega la existencia de un deseo. Es una coraza que sirve para ignorar o desconocer realidades desafortunadas que afectan emocionalmente a quien las atraviesa.

• Introyección: es el proceso inverso al anterior, por el que se asimilan aspectos que provienen de otras personas o situaciones. Es una defensa frente a la desilusión. Cuando algo o alguien nos decepciona, se asume la culpa o responsabilidad de aquello que el otro no hizo o no tiene.

• Regresión: se actúa de manera infantil para que alguien tome nuestras responsabilidades y obligaciones. En presencia de fuertes presiones, se tienen actitudes que no coinciden con la etapa de desarrollo actual y se procede como cuando se era niño, ya que, así, se encuentra seguridad y tranquilidad, y se evaden los compromisos. Se vuelven a utilizar reglas de comportamiento ya superadas. Es posible que este mecanismo aparezca también cuando se presenta un conflicto que en el pasado quedó sin solución. Ejemplo: un niño que, por el nacimiento de su hermanito, vuelve a usar pañales.

• Racionalización: se buscan explicaciones racionales, coherentes y socialmente aceptadas de una actitud o sentimiento, para ocultar los motivos afectivos. Sirve cuando se quiere justificar una conducta o cuando las razones verdaderas ocasionan miedo, angustia o ansiedad. Ejemplo: una mujer cuyo marido la deja por otra y, al explicar los motivos de la separación, dice que él no sabía asumir compromisos y que no estaba preparado para una relación seria.

• Sublimación: se desplaza el deseo sexual hacia un nuevo fin no sexual que, en general, tiene que ver con el arte, la práctica religiosa o la investigación intelectual.  Se genera un cambio de dirección en las emociones que se perciben como desatinadas, hacia canales más aceptables.