Aprendamos de nuestros hijos, Mejorando tu vida, Reflexiones, Sin categoría

Pasar tiempo con nuestros hijos !!

FB_IMG_1527008055999

Pasar tiempo con nuestros hijos ayuda a tener un mayor vinculo afectivo.

No es cuánto tiempo pasamos con ellos, es cuánta calidad les damos en ese tiempo.

Ya se me había olvidado como hacer un rompecabezas jiji, pero ya casi terminamos.

Recuerdo que el tiempo jamás vuelve, disfrútalo !!

By: Graciela Hernández Psicóloga

Aprendamos de nuestros hijos, Sin categoría, Terapia de Pareja, Terapia Individual

Hábitos para regreso a clases

Graciela Hernandez Psicóloga nos habla de la importancia de crear hábitos en los niños, en la vida cotidiana y estos les apoyen en el desempeño escolar.

Cuales son los beneficios de trabajar con rutinas?
1. Mejora en la transcicion de cambios de eventos y situaciones.

2. Elimina la ansiedad en el nino, ya que el nino al saber lo que va a ocurrir con anterioridad se preparan fisica y mentalmente para esas nuevas tareas o situaciones.

3. Desarrolla autodisciplina y responsabilidad.

4. Le brinda confianza y fomenta la independencia.

5. Crea ninos felices.

Aprendamos de nuestros hijos, Mejorando tu vida, Reflexiones, Terapia de Pareja

​4 actitudes con las que debilitas el vínculo emocional con tus hijos!!

Ser padre, madre, abuelo, abuela e incluso un eficaz educador, no es fácil. Cada niño viene a este mundo con unasnecesidades propias
En ocasiones olvidamos algunos aspectos importantes para la crianza de nuestros hijos.

1. No le escuchas

Los niños hablan mucho, y sobre todo preguntan. Te asaltan con mil cuestiones, mil dudas, con cientos de comentarios en el momento más inoportuno. Desean saber, experimentar, quieren compartir y desean comprender todo lo que acontece ante ellos.
Tenlo muy claro, si les mandas callar, si les obligas a guardar silencio o no atiendes sus palabras respondiéndoles con severidad o de forma osca, lo que vas a conseguir en un breve plazo es que el niño deje de dirigirse a ti. Y lo hará prefiriendo sus propios espacios de soledad detrás de una puerta cerrada que ya no querrá que cruces.

2. Lo sancionas, no le das confianza

Son muchos los padres que relacionan la palabra educación con sanción, con prohibición, con un autoritarismo firme y rígido donde todo se impone y cualquier error se castiga. Este tipo de enfoque educativo lo que ocasiona es una falta de autoestima muy clara en el niño, una inseguridad y a su vez, la ruptura del vínculo emocional con ellos.
Si castigamos no enseñamos. Si yo me limito a indicarle al niño todo lo que hace mal, jamás sabrá cómo hacer algo bien. No le doy medidas o estrategias, me limito a humillarlo. Y todo ello va a generar en él, rabia, rencor e inseguridad. Evítalo siempre.

3. Lo comparas y lo etiquetas

Pocas cosas pueden llegar a ser más destructivas que comparar a un hermano con otro, o comparar al niño con otro para ridiculizarlo, para darle entender sus escasas facultades, sus fallos, su escasa iniciativa. En ocasiones, un error en el que caen muchos padres es hablar en voz alta delante de ellos como si los niños no les escucharan.
Es que mi hijo no es tan listo como el tuyo, es lento, qué se le va a hacer”. Expresiones como estas son dolorosas y generan en ellos un sentimiento negativo que propiciará no solo el odio hacia sus padres, sino un sentimiento interior deinferioridad.

4. Le gritas, te apoyas antes en las órdenes que en los argumentos

No vamos a hablar aquí del maltrato físico, damos por sentado que no hay mayor forma de romper el vínculo emocional con un niño como cometer este acto imperdonable.

Ahora bien, hemos de ser conscientes de que existe otro tipo de maltrato implícitocasi igual de destructivo, como es el psicológico, ese en el cual, se mina por completo la personalidad del niño, suautoconcepto y la seguridad en uno mismo.
Hay padres y madres que no saben dirigirse de otro modo a sus hijos, como es a través de los gritos. Levantar la voz sin razón justificable provoca un estado de excitación y estrés continuo en los niños, no saben a qué atenerse, no saben cuándo hacen una cosa bien o mal. Los gritos continuados enervan y hacen daño, puesto que no hay diálogo, sólo órdenes y reproches.

Hay que ir con sumo cuidado con estos aspectos básicos. El no escuchar, el no hablar, el no mostrar apertura, comprensión o el usar la sanción por encima del diálogo, son modos de ir alejando poco a poco a los niños de nuestro lado. Nos verán como enemigos de los que defenderse y romperemos el vínculo emocional con ellos.

Es tiempo de amor y comprensión.

Sé que no existe un manual para ser padres y se que en el camino nos equivocaremos mucho pero entre más informados y entre más abiertos estemos en aprender nuevos estilos de crianza, estaremos menos expuestos a equivocarnos y aportarosas cosas positivas a la vida de las personitas que más amamos. Nuestros hijos.

Aprendamos juntos !!
Psic. Graciela Hernandez

Aprendamos de nuestros hijos, Mejorando tu vida, Motivacion, Oreintacion Padres con hijos Síndrome Down, Sin categoría

El maravilloso mundo de ser padres especiales (Síndrome de Down): Superando las expectativas !!

li

Aun lo recuerdo como si fuera ayer …

Cuando Liam nació algunos doctores me decían que los niños Down no crecían como cualquier niño, que su desarrollo era mas lento, que no me desesperara.

Decían que LIam caminaría hasta los 4 años y cual fue mi sorpresa que de ser contantes en las terapias dia tras días Liam avanzaba cada vez mas, hasta que el gran dia llego.

LIam tenia 1 año 7 meses cuando se pudo sostener solo y dar sus primeros pasos, ese dia fue increíble estaba tan contenta.

 

A muchas mamas nos dicen los médicos que nuestros hijos no se desarrollaran igual que cualquier niño y eso nos duele en el corazón, pero también creo que si somos contantes con nuestros hijos en sus terapias, en su estimulación, nuestros hijos pueden lograr cualquier meta que se les ponga, con amor y dedicación.

Mi pequeño Liam supero las expectativas de los doctores y eso fue maravillosamente un gran regalo.

Mamas no se tatúen lo que les digan los doctores sobre sus hijos, ustedes hagan lo que tienen que hacer, llevar a sus hijos a sus terapias, estimulación temprana y todo lo que ustedes consideren para el mejor bien de sus hijos, recuerden que el corazón de una mama no se equívoca.

También algo muy importante es que traten a sus hijos como cualquier niño, exíjanle igual que otro niño, ya que nuestros hijos son niños “Normales” y si los tratamos desde este punto tendrán mejor beneficios para sus crecimiento.

Recuerda que No estas solo !!

 

 

Aprendamos de nuestros hijos, Espiritualidad, Mejorando tu vida, Oreintacion Padres con hijos Síndrome Down, Reflexiones, Sin categoría, Terapia de Pareja

El maravilloso mundo de ser padres especiales (Síndrome de Down): Muchas Constancia y todo se logra !!

13

Después de haber recibido la noticia de que mi pequeño tenía Síndrome de Down y sentir un fuerte dolor en mi corazón, llego un rayo de luz a mí y solo pensaba en que debía hacer para aportar a mi hijo las herramientas necesarias para que fuera un gran ser humano y pudiera desempeñarse con todo su potencial y amor. Sigue leyendo “El maravilloso mundo de ser padres especiales (Síndrome de Down): Muchas Constancia y todo se logra !!”

Aprendamos de nuestros hijos, Mejorando tu vida, Motivacion, Para saber sobre psicologia, Reflexiones, Terapia de Pareja, Terapia Individual

¿Sabes que es el AUTO SABOTAJE y como afecta tu vida?

15

¿Qué significa autosabotaje?

¿Cuántas veces has tratado de hacer algo o de lograr un objetivo, sin tener éxito?
Si hicieras un análisis detallado y honesto de dichos “fracasos”, probablemente te darías cuenta de que, muchas veces, no lo lograste por algo que tu mismo hiciste o dejaste de hacer.

Esto se llama autosabotaje.
Existen muchas maneras de autosabotearnos y desafortunadamente, pocas veces nos damos cuenta de que nos estamos autosaboteando.

Veamos algunos ejemplos de autosabotaje:
Tienes que hacer un trabajo importante que te va a permitir un ascenso y de repente empiezas a estar “muy ocupado”, haciendo cosas en tu casa, arreglando el coche, hablando por teléfono, etc. y no tienes tiempo para hacer el trabajo o por lo menos para hacerlo bien.

Estás esperando una llamada muy importante, de una persona que puede mejorar tu vida y se te olvida prender tu celular.
Te preocupa tanto quedar bien con la gente o evitar ser criticado por los demás, que nunca haces lo que a ti te gustaría hacer.

Estás en un tratamiento médico y constantemente se te olvida tomar tus medicinas.
Estas a dieta, pero la rompes constantemente diciéndote:
“Ahora si la empiezo bien, el próximo lunes”.

Te inscribes en un curso de computación y “se te hace tarde” o no puedes ir a muchas de las clases.
Discutiste con tu pareja, le compraste un pequeño regalo y se te olvidó en tu casa u oficina.

Quizás pienses que un olvido o llegar tarde, puede ser normal en esta época de tráfico y estrés y que no necesariamente significa, que te estás autosaboteando.
Esto puede ser cierto, si sólo sucede muy de vez en cuando y si casi siempre logras tus metas.

Pero si sucede con frecuencia o si por algún motivo que no conoces, quieres hacer cosas y no puedes o te esfuerzas en lograr cosas y no las obtienes, es muy probable que te estés autosaboteando.

Cuando no obtenemos lo que deseamos, generalmente pensamos que:

  • Tenemos mala suerte,
  • somos víctimas de las circunstancias,
  • lo que tenemos que hacer, es demasiado difícil,
  • la culpa de nuestros errores o fracasos la tienen los demás,
  • la gente se aprovecha de nosotros,
  • no entendemos qué es lo que nos pasa,

Generalmente, cuando nos autosaboteamos, no nos damos cuenta de que lo estamos haciendo y mucho menos de por qué lo hacemos.
La causa del autosabotaje es inconsciente y creemos que:

  • Realmente se nos olvidaron las cosas,
  • si rompimos la dieta, volvimos a fumar o gastamos el dinero que teníamos ahorrado para algo importante, fue porque no lo pudimos evitar o por falta de fuerza de voluntad,
  • si no nos dio tiempo de hacer lo que teníamos que hacer, fue por un mal cálculo, porque estábamos seguros de que íbamos a poder hacerlo todo,
  • , etc.

Siempre tenemos una justificación, aparentemente lógica, que explique nuestro comportamiento.

¿Por qué nos autosaboteamos?

Existen varias razones:

  • Es un hábito, ya muy arraigado, que tiene sus raíces en nuestra infancia.
    Está basado en la forma que usábamos para “defendernos” ante las excesivas demandas de nuestros padres, que esperaban de nosotros:
  • Perfección,
  • que nos mantuviéramos siempre cerca y/o dependientes de ellos.
  • No estamos conscientes de nuestros verdaderos deseos y necesidades.
  • Una baja autoestima, en donde:
  • Una de las creencias básicas es “soy incapaz de hacer, lograr… o tener éxito”.
    El autosabotaje simplemente refuerza y/o refleja nuestra forma de pensar.
  • Pensamos que no nos merecemos tener éxito, por lo tanto, no nos esforzamos lo necesario, para lograrlo.
  • Las metas que tenemos no son nuestras, por lo tanto no estamos suficientemente motivados como para hacer el esfuerzo.
    Son varios los motivos por los que podemos seguir las metas de otras personas:
  • Nos las imponen.
  • Queremos darle gusto a ciertas personas.
  • Tenemos miedo que nos rechacen si no las aceptamos.
  • No tenemos metas propias.
  • El miedo.
    A pesar de que podemos decir e incluso creer que queremos lograr algo, internamente y de manera no muy consciente, podemos tener miedo de que los resultados, si son positivos, impliquen cambios que no deseamos o que creemos que no podemos manejar.Tomemos el ejemplo de una persona que ha sido muy gorda, toda su vida:
    Si ha tenido muy poca vida social y no ha tenido relaciones de pareja, puede, inconscientemente, temer que, si baja de peso, la gente se le acerque y que ella no sepa relacionarse, por lo que es más seguro mantenerse gorda.

    Podemos tenerle miedo a diferentes cosas:

  • Al cambio.- Esto implica enfrentarse a lo desconocido y genera angustia.
  • Al éxito y a las responsabilidades y obligaciones que éste implica.
  • A terminar desilusionados o frustrados y sentirnos mal, si no tenemos éxito.
  • A las pérdidas, reales o imaginarias, que el obtener nuestras metas puede causar.
    Con frecuencia, cuando logramos nuestros objetivos, pueden darse cambios en nuestra vida que causan envidias o que ocupan mucho de nuestro tiempo y que repercuten en nuestras relaciones y actividades.
    Estos posibles cambios pueden darnos miedo y para evitarlos, nos autosaboteamos.
  • A demostrar nuestra capacidad.
    Podemos creer que si la gente se da cuenta de nuestra capacidad:
  • Espere demasiado de nosotros,
  • las personas que nos ayudan y apoyan, ya no lo hagan y se alejen de nosotros.

¿Qué hacer?
El primer punto es observar nuestro comportamiento y aceptar que nos estamos autosaboteando.

Reconocer y explorar nuestros pensamientos, hábitos, actitudes, emociones y sobre todo nuestros miedos, para entender cómo pueden estar influyendo en nuestra conducta.
Revisar nuestra autoestima y ver si ésta puede ser la causa de nuestro comportamiento.

El siguiente ejercicio te ayudará a encontrar el motivo por el que te saboteas.

Escribe en una hoja de papel:
Me da miedo…
Me preocupa…
Si logro mis metas…
Si tengo éxito…
Lo más seguro es que…
Si mi vida cambia…
El éxito provoca…
Tengo miedo que…
Creo que si logro lo que deseo…

Contesta estas preguntas rápidamente, sin pensar ni analizar las respuestas, en el momento de responder.
Después analiza tus respuestas, para ver qué es lo que te lleva a autosabotearte.

Trabaja en mejorar tu autoestima y en descubrir qué es lo que verdaderamente deseas, cuáles son tus necesidades reales.
Analiza qué beneficios o ganancias secundarias obtienes cuando te autosaboteas.

No te castigues o regañes, porque no sirve de nada.

De acuerdo a las causas que identificaste, descubre cuales son las frases que te dices o que piensas y mantienen el autosabotaje (como es muy difícil, se van a enojar conmigo, me da miedo que si hago… se aleje de mí, etc.) y cámbialas por pensamientos positivos, más adecuados a lo que quieres lograr.

Frases como las que le dirías a la persona que más admiras y más quieres, si la oyeras expresarse con esos pensamientos negativos o devaluatorios.

Ponte metas pequeñas y alcanzables y trabaja en ellas para obtenerlas.
Prémiate cada vez que lo logras.