Hay algo tan bello en nuestra esencia!!

La niña que fuimos no es sólo una parte de nuestra historia,  es una energía vital que vive dentro de nosotras en este momento. Nuestra niña interior es parte de nuestro auténtico yo, el yo que era antes de tener que usar máscaras y asumir un falso yo, hasta cierto punto, con el fin de sobrevivir en nuestras familias y en nuestras culturas. Cuando nos preocupamos por nuestra  niña interior, empezamos a recuperar nuestra verdadera esencia. Empezamos a restaurar el sentido de la bondad y la dignidad de esas cosas que tuvimos  que poner en la sombra.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s